Psicodiagnóstico

PSICODIAGNÓSTICO

 

En la Psicología, se hace necesario en principio y antecediendo a cualquier actividad, realizar tareas de evaluación en un sentido amplio. Es decir que no se puede planificar, ni realizar ninguna acción, sin antes haber medido las condiciones iniciales de la situación en la que hay que intervenir, ya sea en el campo individual, grupal o institucional.

¿Qué es el Psicodiagnóstico?

El Psicodiagnóstico es un proceso, que tiene diversos objetivos y etapas.

OBJETIVOS:

  • Lograr un acercamiento al examinado,
  • Tener una visión más dinámica del examinado, comprendiendo e integrando los elementos parciales de éste, y
  • Describir al examinado, en algún aspecto específico (ej: capacidad intelectual, personalidad, habilidades específicas, etcétera) o en su totalidad, de acuerdo a un propósito inicial (ej: definición de adecuación a un cargo en caso de selección de personal, diagnóstico clínico diferencial, entrega de información con fines pedagógicos, etcétera).

Etapas:

Contacto inicial:

Puede ocurrir incluso antes de que el paciente acuda a la consulta (llamado telefónico u hojas de derivación o de interconsulta). Indica quién pide la consulta y a quién tiene que responder el psicodiagnóstico.

Entrevista inicial:

Permite obtener el motivo de consulta (manifiesto y latente), el rapport (relación entre entrevistador y entrevistado) y realizar la planificación de la evaluación, es decir, qué pruebas se van a aplicar al examinado y en qué orden. Esto último es importante ya que hay distintas evaluaciones para distintas áreas a evaluar. La confección de la batería de tests a aplicar a un sujeto determinado debe realizarse de acuerdo a lo que se necesita saber de él, lo que va a estar estrechamente ligado a su motivo de consulta. También influye en esto la edad del examinado y el tiempo del que se dispone para realizar el proceso de psicodiagnóstico.

Aplicación de la evaluación:

Administración de tests y otras herramientas diagnósticas.

Cierre del proceso y devolución de la información:

A través de una breve entrevista con el examinado. Es una fase clave y muy necesaria. Lo mínimo que puede darse al examinado, que ha vivido un proceso de auto-exposición en el que ha depositado ansiedades y temores, es una respuesta. Consiste en una explicación estratégica de lo que se encontró en el proceso de evaluación, limitándose a mencionar aquellos aspectos que san de utilidad para el proceso terapéutico. En Psicodiagnóstico Infantil, siempre se debe incluir al niño en la devolución, lo que obliga al psicólogo a adaptar su lenguaje para poder ser comprendido por éste. Este proceso de devolución implica la generación de insight y el manejo de la ansiedad del examinado.

Análisis de los resultados.

Confección y entrega del Informe Psicológico:

Dirigido al solicitante del proceso de Psicodiagnóstico.

¿Qué es un Informe Psicológico?

Es un informe escrito que expone verbalmente los resultados de un proceso de psicodiagnóstico y que generalmente va dirigido al solicitante del mismo (médico especialista tratante, psicólogo tratante, encargado de selección de personal de una empresa, profesor jefe, etcétera). En él se incluyen los siguientes datos:

  • Identificación del examinado y del examinador
  • Motivo de consulta
  • Antecedentes relevantes
  • Pruebas o instrumentos aplicados
  • Conducta observada
  • Resultados
  • Conclusiones o sugerencias

 

El Psicodiagnóstico en el ámbito Clínico.
          El Psicodiagnóstico Clínico es un campo de aplicación particular del Psicodiagnóstico, que posee una finalidad específica; utilizar las distintas técnicas que conforman una batería de tests para obtener un diagnóstico, un pronóstico y una dirección de la cura en el caso que sea indicado que el evaluado requiera tratamiento psicológico. Las técnicas de base que conforman una batería psicodiagnóstica confiable deben integrar distintos tipos de estímulos y tareas. Así debemos incluir técnicas proyectivas gráficas tales como el H.T.P. (Test de la Casa, Test del Árbol y el Test de la Persona Humana) el test de Bender, el test de Wartegg. Luego consideramos los Test Proyectivos Verbales: tales como el Cuestionario Desiderativo y el test de Phillipson. Mas allá que existen muchas otras técnicas confiables para ser administradas lo importante es que una batería clínica debe incluir siempre las técnicas citadas, puesto que estas están desde hace muchas décadas lo suficientemente validadas y han dado prueba de su efectividad en la evaluación psicológica.
          Es importante que el profesional que aplique las técnicas tenga siempre en mente una articulación entre el motivo de consulta y las técnicas que según su criterio le permitirán explorar, construir hipótesis y finalmente realizar una síntesis diagnostica del estado psicológico del sujeto y de cuales podrían llegar a ser las posibles causas o conflictos subyacentes al mismo.
          Las técnicas proyectivas graficas como el H.T.P. nos dan cuenta de los aspectos más profundos de la psiquis del sujeto, su análisis nos permite inferir las dinámicas mas destacadas de la personalidad de base. Por ello son técnicas introductorias en la batería. Estos tests expresan los aspectos más primarios de la personalidad. El Test de Wartegg como aporte diferencial se relaciona con aspectos mas ligados a modos de afrontamientos y enfrentamientos del sujeto frente a situaciones vitales puntuales, y el estilo de resolución (conductas y comportamientos) que realiza ante cada situación planteada.
          El Test de Bender, es un Test doblemente importante, debido a que integra por un lado aspectos psicológicos, emocionales y conductuales presentes en el sujeto con los aspectos neurológicos y motrices que fácilmente se ponen en evidencia cuando existe en el evaluado alguna perturbación en este sentido. Por otra parte contribuye a realizar un diagnóstico diferencial respecto a estructuras psicopatológicas que puedan estar presentes.   Los Test Proyectivos Verbales conectan con los aspectos más secundarios y maduros del psiquismo del sujeto, debido a que utilizan el discurso verbal como modo de expresión de la personalidad. También tienen una doble función, articulan estructuras psicológicas, mecanismos de defensa y estilos de conductas. El Cuestionario Desiderativo es un instrumento sencillo de aplicar aunque mas complejo de interpretar, no obstante permite evaluar además el nivel de inteligencia, el grado de coherencia en el pensamiento, el nivel de creatividad y el criterio de realidad presente en el sujeto al momento de su aplicación.

El Psicodiagnóstico es la tarea de los Psicólogos, es su “núcleo duro”, y sólo desde allí, es que podemos justificar un accionar psicológico de excelencia.

 

Es tarea de los Psicólogos la defensa y cuidado de esta actividad, para que la misma no sea encarada por profesionales no autorizados, ni formados, pues de su accionar sólo se obtendrán falacias científicas, ausencia de ética y trasgresión de la legalidad vigente.

www.psicodiagnostico.cl

Dra. Liliana Schwartz de Scafati, Presidenta de ADEIP (Asociación Argentina de Estudio e Investigación en Psicodiagnóstico); Directora de la Carrera de Posgrado “Especialización en Evaluación y Diagnóstico Psicológico” (de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad del Salvador); Profesora Titular de la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad del Salvador.

Responses

  1. Me parece muy ilustrativo y preciso su articulo , muchas gracias por compartirse.

    • De nada para servirles


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: